El nuevo álbum de El Último Vecino, ‘RIQUI’ (Helsinki Pro, 24), ha surgido de una condición fundamental que Gerard Alegre se propuso al empezar a componerlo: crear un álbum cohesivo y sónicamente uniforme en el que cada tema se funde a la perfección con el siguiente, formando un continuo narrativo. La premisa es que la esencia de El Último Vecino ha de resonar en cada frecuencia, ofreciendo un discurso claro y lógico. Y en la búsqueda de una expresión genuina, El Último Vecino se reunió con Adrià Domenech (InnerCut) para crear un álbum que trascendiera las expectativas después de un gran ‘Juro y Prometo’ de 2022. Gerard se propuso no darle tantas vueltas a cada detalle y que fluyeran las cosas.

En la creación de ‘RIQUI’ junto a InnerCut, se establecieron ciertas condiciones: un nuevo comienzo, un proceso intencionadamente rápido y un compromiso inquebrantable con lo auténtico. Entre la sencillez de un estudio y la comodidad de la amistad, la esencia de ‘RIQUI’ empezó a tomar forma. Se barajaron ideas, se descartaron y se refinaron, con el único objetivo de mantenerse fieles al corazón del sonido de El Último Vecino. La lucha contra la inercia hizo que Gerard se diera cuenta de un impulso inconsciente al que había sucumbido durante los últimos años: el deseo de que su arte sea correspondido. Este conflicto entre el ego, la autopercepción, y la  supervivencia en una industria que premia los discursos sonoros más manidos y reconocibles han marcado la naturaleza de un álbum que representa la mejor y más pura versión de El Último Vecino. A través de retos personales y muchos momentos de reflexión, la lírica ha logrado posarse sobre un punto de equilibrio delicadísimo en el que se transmiten las emociones más profundas en los términos más sencillos.

En el concierto en La Nau de Barcelona, previo a la presentación de ‘RIQUI’, Gerard decía que, después de 10 años volcando toda su energía en la banda, esta es la primera vez que siente que todo vale la pena. Justo lo mismo que representa el lagarto volador prehistórico que protagoniza la portada de este LP (ilustrado por Andrea Diez), simbolizando un viaje de superación a la adversidad enunciando: “Me han dado por todos lados, ¡pero estoy bien!”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *